Un molar con caries que Lennon, el mítico líder de The Beatles, objeto de colección y deseo de clonación

EL DIENTE DE JOHN LENNON

Seguro que John Lennon nunca llegó a imaginar que uno de sus dientes se volvería un famoso objeto de colección. Se trata un molar con caries que Lennon, el mítico líder de The Beatles, la banda más popular de todos los tiempos, regaló a la hija de su ama de llaves.

Esta extraña historia parece el guión de una película de ciencia-ficción. Todo se remonta al regalo que John Lennon le hizo a la hija de una mujer que trabajaba para él, no imaginamos porqué, pero Lennon le regaló un molar suyo (con caries incluida) a la adolescente, el caso es que la chica, fanática de este grupo, alucinó con el diente que Lennon le había regalado y lo guardó como si de un tesoro se tratase.

Pasado el tiempo el diente se convirtió en una pieza de coleccionista. Una vez fallecido John Lennon, y unos 45 años después de recibir su regalo, Dorothy Jarlett decidió ponerlo a la venta en una subasta que saltó a los medios de comunicación de todo el mundo. El diente fue subastado y pasó a su nuevo dueño, en concreto Michael Zuk, un dentista que anteriormente también había adquirido una funda dental que perteneció a Elvis Presley.

Este especialista de los dientes pagó 30.000 dólares por el famoso molar de John Lennon pareciendo en un primer momento que este dentista era un fanático del cantante.

Más tarde se descubrió cuál era su verdadera intención. El deseo de este dentista es clonar al cantante a través de la extracción del ADN de este preciado diente. Con este objetivo en mente, Zuk entregó el diente a un laboratorio estadounidense, el cual está buscando la forma de poder extraer el código genético del autor de Imagine.